• Encontrá tu sucursal

Bailar protege al cerebro

Además de hacer bien al corazón, a la circulación, al ánimo y a la conexión social.

Los neurocientíficos saben que el cerebro se deteriora a medida que envejecemos, en parte debido a una disminución de materia blanca, sustancia que se encarga de la conexión entre neuronas.

Para constatar si algún tipo de movimiento puede enlentecer este proceso, investigadores de la Universidad de Illinois, estudiaron a un grupo de 175 voluntarios sanos de entre 60 y 75 años, sin señales de deterioro cognitivo y en su mayoría sedentarios.

Para el trabajo los dividieron en 3 grupos:

El primero realizó una hora de caminata rápida.

El segundo una rutina de estiramiento y equilibrio

El tercero aprendió una coreografía de country de complejidad progresiva.

Todos entrenaron tres veces a la semana durante seis meses. Para analizar los efectos, los expertos les realizaron escaneos cerebrales al principio de la actividad y al final.

 

Los resultados: Al terminar la prueba casi todos los voluntarios mostraron un ligero adelgazamiento en el tamaño de la materia blanca; excepto un grupo que reveló una mejoría real: el de bailarines de contry.

Para los expertos, es probable que las demandas cognitivas para dominar una coreografía afectaran la bioquímica del tejido del fórnix (parte involucrada en la velocidad de procesamiento y la memoria) incrementando su volumen y la cantidad de materia.

Este hallazgo permite afirmar que realizar cualquier actividad que involucre moverse y socializar podría despertar las habilidades mentales sin importar la edad.

Dejá tu comentario
  • CALCULÁ TU IMC