• Encontrá tu sucursal

VAPOR

Más nutrientes y el mejor sabor

El vapor es ideal para cocinar carnes rojas y blancas, hortalizas y frutas. El mejor método es el “vapor rápido” para conservar el sabor y las propiedades nutricionales del alimento.

La comida resultará más sabrosa y aromática si al agua se le agregan condimentos, vino o vinagre. Por ejemplo: al cocinar pescado, puede agregar al agua vino blanco, laurel, ajo, pimienta en grano.

Existen dos formas de usar el vapor en la cocción:

-          Al vapor: como el agua no debe tomar contacto directo con el alimento, se coloca líquido en la base del recipiente que va al fuego y el alimento sobre un colador de metal sin tocar el agua y tapado. Es la más usada para la cocción de vegetales. Existen vaporeiras donde se pueden cocinar varios alimentos a la vez y por separado en diferentes compartimientos.

-          A baño María: se coloca agua en un recipiente que va al fuego y la preparación en otro que se acomoda dentro del primero (un bol, olla chica o plato de metal). Esta forma aprovecha el propio jugo del alimento que debe estar tapado hasta quedar el propio jugo del alimento que debe estar tapado hasta quedar tierno. Es ideal para pescados y preparaciones con huevo como budines, flanes o soufflés. También se usa para recalentar comidas o mantenerlas calientes hasta servir.

Dejá tu comentario
  • CALCULÁ TU IMC