• Encontrá tu sucursal

Especial Pascuas: ¿Qué simbolizan los alimentos en Pascua?

La comida ocupa un lugar muy importante en nuestra vida. Recurrimos a ella para para cerrar un negocio, compartir buenos momentos con amigos, iniciar o renovar un relación romántica, en una palabra, para celebrar la dicha de estar vivos.

Debido a que involucran a todos los sentidos, los alimentos pueden evocar fuertes asociaciones emocionales y cognitivas. Al sentarnos a la mesa no sólo tenemos alimentos, “combustibles” de los cuales servirnos para que nuestro cuerpo funcione. También tenemos las experiencias, propias o de nuestros ancestros. Por esta razón, desde hace miles de años, la comida ha servido como un poderoso símbolo que abarca distintos aspectos de la vida, y ocupa de esta forma un lugar destacado en las ceremonias religiosas.

Pésaj

La Pascua es una de las celebraciones más importantes del mundo judío y cristiano. Y en ambos pueblos existen tradiciones relacionadas con los alimentos.
En el Pésaj o pascua judía, ciertos alimentos evocan la salida del pueblo judío de Egipto, una liberación que es a la vez histórica y espiritual. Esta celebración, que dura entre 7 y 8 días, toma su nombre de la palabra pesach, que significa “paso” o “tránsito”, pues simboliza el paso de la esclavitud a la libertad.
Durante el Séder, un ritual que tiene lugar durante la semana del Pésaj, no puede consumirse ningún alimento hecho con levadura y sus derivados, como pan, empanadas, tortas, pastas o galletitas. En su reemplazo se utiliza un pan ácimo (sin levadura) llamado matzá, que es el símbolo más destacado de la fiesta. Esto se debe a que, de acuerdo a la tradición, en la precipitada huida de Egipto no hubo tiempo para que el pan terminara de leudar.
Además del matzá, durante el Séder se consumen hierbas amargas o maror, que simbolizan la amargura experiencia de la esclavitud. Además se incluye algún vegetal -apio, perejil o papas hervidas-, jarosét -una mezcla espesa de manzana y nueces molidas, con vino y canela-, y un huevo hervido o asado. A lo largo de la ceremonia también se acostumbra beber cuatro copas de vino que simbolizan las cuatro promesas de liberación.
Durante el Séder no pueden consumirse alimentos con levadura, ya que según la tradición, el pueblo judío debió huir de Egipto antes de que el pan terminara de leudar.

Pascua

También para el pueblo cristiano los alimentos tienen un importante simbolismo. El pan y el vino, por ejemplo, representan la carne y la sangre de Cristo. Durante la misa, los fieles comen un pan ácimo (ecuaristía) como parte del ritual de la comunión en el que se perdonan los pecados de los fieles, y que tienen su origen en los eventos de la Semana Santa. Durante estos siete días se conmemoran los últimos días de vida de Jesucristo, su crucificción y resurrección.
Tradicionalmente, el miércoles de Cenizas y el viernes de Cuaresma (los cuarenta días que anteceden a la Pascua) la iglesia católica recomienda hacer una sola comida y abstenerse de consumir carne roja. Antiguamente tampoco estaba permitido comer huevos o lácteos. El ayuno, que en este contexto no implica dejar de comer por completo sino respetar esta prohibición, tiene una larga tradición en la historia de las creencias religiosas con significados muy variados, pero durante la Semana Santa permite conmemorar la pasión de Cristo. Es, además, un signo de austeridad luego de los excesos del carnaval, una importante festividad pagana previa a la cuaresma. La comida que se permitía durante este período se llama colación, término que hoy se refiere a las pequeñas comidas que se consumen a lo largo del día entre el desayuno, el almuerzo y la cena.

 

El término "colación" tiene su origen en la única comida diaria que se permitía durante el ayuno de la cuaresma.

Para reemplazar las carnes rojas, los fieles suelen optar por el pescado, otro alimento con un rico simbolismo religioso. En el cristianismo, Jesús se presenta como pescador de hombres y la pesca era el oficio de varios de sus apóstoles. El pescado tiene también muchos simbolismos que el cristianismo hereda de religiones paganas preexistentes, relacionados con el origen de la vida.

Huevos y rosca

Para algunos, la tradición de los huevos de pascua tiene su origen en el Séder, donde también se utiliza un huevo, hervido o asado. Para otros, se origina en una costumbre egipcia que precede al cristianismo pero que durante la Edad Media, adquirió un nuevo significado para simbolizar la resurrección de Jesucristo. Cultura antiguas como la china, persa, egipcia o hindú, han adorado al huevo como símbolo de la vida.

Finalmente, tampoco es casual la forma de la rosca de Pascua. El círculo, con sus extremos que se unen simbolizan el fin y el principio (alfa y omega) de una nueva vida.

 

Dejá tu comentario
  • CALCULÁ TU IMC